Recomendaciones

No enchufe varios artefactos al mismo tomacorriente.
No salpique agua directamente dentro o fuera de la conservadora.
No doble excesivamente el cable del enchufe, ni ponga objetos pesados sobre él.
No enchufe la conservadora con las manos mojadas.
No instale la conservadora en un lugar húmedo o donde pueda recibir salpicaduras de agua.
No guarde substancias volátiles ni inflamables en la conservadora.
No desarme, repare, ni haga alteraciones al equipo.
No use dispositivos mecánicos ni ningún otro medio para acelerar el proceso de descongelamiento, excepto aquellos recomendados por el fabricante.
No cause daño al circuito del refrigerante.
No use dispositivos eléctricos dentro de la conservadora.
No ponga botellas o envases de vidrio en la conservadora.
No desenchufe la conservadora tirando del cable.
No ponga botellas o envases de vidrio en la conservadora.
No toque los envases estén en la conservadora con las manos mojadas.
Mantenga sin obstrucciones los orificios de ventilación del artefacto o de la estructura de montaje.
Si desea volver a enchufar la conservadora, hágalo cinco minutos después de haberlo desenchufado.
Desenchufe la conservadora y abra las tapas si no lo va a usar por un tiempo prolongado.
Las reparaciones y el mantenimiento del artefacto sólo debería hacerlos un técnico calificado.
   Las reparaciones incorrectas hechas por una persona no calificada son una fuente potencial de daño que podría tener consecuencias críticas para el usuario.




Se recomienda realizar esta operación cada quince días o cuando el hielo de las paredes excede los 6mm de espesor. Durante este proceso se recomienda traspasar la mercadería a otra conservadora, de no contar con esta posibilidad esta operación no debe durar más de 15 minutos. Desenchufe la conservadora y retire las tapas. No utilice agua caliente ni elementos de calefacción para acelerar el descongelamiento. Tampoco utilice elementos metálicos, punzantes o cortantes para retirar el hielo, pues pueden dañar las superficies. Seque totalmente el interior antes de reiniciar el funcionamiento. Introduzca los productos y enchufe nuevamente la conservadora. Evite tocar con las manos húmedas o mojadas las superficies metálicas interiores si la conservadora está funcionando, pues la piel puede adherirse a estas superficies extremadamente frías.


Las superficies exteriores deben ser lavadas con agua y jabón neutro. No utilice elementos abrasivos, alcalinos o polvos pulidores. La superficie interior debe lavarse exclusivamente con una solución de agua y una cucharada de bicarbonato de sodio por litro, luego enjuagar con agua y secar. La unidad está dotada de un intercambiador de calor o condensador, es importante que éste se encuentre libre de suciedad por lo tanto debe ser limpiado periódicamente con el uso de un cepillo normal seco o con una aspiradora soplando con aire. Si debe parar la unidad por un largo periodo de tiempo, desenchúfela y luego de realizar la limpieza anteriormente descripta, deje ligeramente abierta la tapa para evitar la formación de olores. Precaución: desconecte la conservadora cuando realice la limpieza interior o del condensador.